viernes, 8 de junio de 2007

La Maldición de la Flor Dorada

La dinastía Tang se caracterizó por una gran ostentación y poderío militar en la China imperial de hace 1000 años. En el seno de la familia imperial reina la discordia, los secretos, mentiras y venganzas. La tensión generada por la actitud del emperador (Chow Yun Fat), la secreta traición de la emperatriz (Gong Li) y las aspiraciones de sus hijos estallará el día del Chong Yang.

Se le fue de las manos, todo. Esa es la conclusión a la que llegué después de ver el espectáculo visual que Zhang Yimou preparó para esta su última película. Como detalles positivos podría mencionar el vestuario fantástico y la estética impecable. Pero también sobrecargada. He echado de menos la serena sobriedad de las historias contadas en Hero, película con la cual guarda gran parecido, pero a la que no llega a igualar en ritmo. De la película, me quedo con Gong Li, tremenda en todos los sentidos.

No hay comentarios: