lunes, 23 de abril de 2007

300

Leónidas rey de Esparta es un hombre curtido que no acepta las amenazas del rey persa Jerjes I y le declara la guerra al asesinar a su mensajero. Forzado por la oposición de los sacerdotes del oráculo de Esparta, decide detener el numeroso ejército del persa en el paso de las Termópilas, ayudado únicamente por 300 fieles guerreros que le acompañarían hasta la muerte.

Zack Snyder adapta el cómic de homónimo nombre en esta efectista película plagada de efectos asombrosos y colmada por una estética cuidada al detalle. Una epopeya de acción y ensalzamiento militar cuyo único fallo histórico es asociarle una ideología parcialmente falsa, pero que también es cierto que se ve necesaria para implicar emocionalmente a un público del siglo XXI. Otra vez, y a fuerza de parecer pesado, el fallo principal de la película lo veo en el exceso de metraje. La inclusión de una trama conspiratoria en la ciudad de Esparta al tiempo que sucede la gran batalla no aporta nada nuevo, y menos aún interesante. De todas maneras, me parece un producto de entretenimiento notable, aunque podría haber sido de 10.

2 comentarios:

angeluxi dijo...

A mi me gustó bastante. Los diálogos tienen gracia y el aire ese de chulazos que tienen los espartanos tiene también su aquel. Yo me lo pasé bien, aunque sufrí un poco en algunas escenas Pero bueno, para eso están los párpados, para cerrar los ojos!

Un besino!

Dick Laurant dijo...

Jejeje

Es cierto que de vez en cuando se les va un poco de las manos con la violencia. A mi hermana le encantó por lo mismo que a tí!