lunes, 18 de febrero de 2008

Seijun Suzuki - Branded To Kill (1967)

Goro Hanada llega a Tokio para hacerse cargo de un trabajo a cuenta de un jefe yakuza. Acompañado de su mujer, toma un taxi que casualmente conduce otro antiguo asesino caído en desgracia, Kasuga. Este convence a Hanada para que le permita acompañarle en su cometido, intentando de este modo ingresar de nuevo en el ranking de los asesinos, en el que Hanada se sitúa en el tercer puesto. Varios trabajos permitirán al protagonista escalar hasta el primer puesto, aunque para ello tendrá que deshacerse del siniestro "Número Uno".

Seijun Suzuki fue despedido de su productora por realizar esta película. Y es que para aquellos tiempos tiene tela. De primeras es difícilmente comprensible, a ratos totalmente surrealista y a ratos casi cómica (qué decir de la obsesión del protagonista por oler arroz cocido). Ahora bien, la influencia de este film va mucho más allá de lo que se podría imaginar. Realizadores como Jim Jarmush, Takeshi Kitano o Quentin Tarantino se han inspirado en pasajes (o incluso homenajeado) de esta película que a la postre te deja la duda de si la hicieron de coña, o es de verdad. Bastante molona y un punto friki.

2 comentarios:

Raúl H. Pérez dijo...

Hola desde México. Gran sitio.

Que estés muy bien.

Servidores dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Servidor, I hope you enjoy. The address is http://servidor-brasil.blogspot.com. A hug.